Un Centro de Memoria Histórica sobre la «represión» al LGTBI

El texto de la formación de Iglesias también pide colocar monumentos y dedicar calles


Bonificaciones fiscales, sanciones en el deporte y medios de comunicación «exentos de estereotipos» son algunas de las iniciativas que recoge la propuesta de «Ley contra la discriminación por orientación sexual, identidad o expresión de género y características sexuales, y de igualdad social de lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, tránsgenero e intersexuales». El pasado jueves, el Congreso rechazó el texto alternativo del PP a esta proposición de ley de Unidos Podemos, por considerar que era «una propuesta vacía y ofensiva para las víctimas» como Ekai, el adolescente transexual que se suicidó en Euskadi. Por lo que continúa su trámite correspondiente, aunque no exento de crítica. Entre sus postulados más comentados está la creación de un Centro Nacional de Memoria Histórica LGTBI que albergará archivos y registros que documenten la represión de este colectivo en España; o la creación de un fondo documental obligatorio para aquellos municipios que superen los 20.000 habitantes.

El Centro Nacional de la Memoria Histórica LGTBI, coordinado con el Sistema Español de Bibliotecas y la Filmoteca Nacional, albergará archivos y registros de organizaciones afines, así como documentación relacionada con la historia de la represión de este colectivo en España. También se «impulsarán y fomentarán actividades divulgativas y de investigación relacionadas con la recuperación de la memoria histórica LGTBI y se editarán materiales relacionados». El organismo, además, podrá establecer convenios de colaboración con las organizaciones de la Memoria Histórica de España, participar en festivales de cine LGTBI de todo el país y editar libros específicos relacionados con esta temática.

Formación obligatoria para ser docente y médico

Los futuros docentes se examinarán sobre la atención a la diversidad sexual, de género y familiar en los exámenes de acceso a los cuerpos académicos. Para ello, la Administración General del Estado y las Comunidades Autónomas impartirán formación que «garantice la sensibilización adecuada y correcta actuación» de los profesionales del ámbito de la educación, de tal modo que sepan desarrollar los planes basados en el «respeto a la diversidad sexual y de género». Los mismo para los profesionales sanitarios, quienes deberán contar con una formación suficiente y actualizada para atender a personas transexuales y transgénero.

Inclusión de bonificaciones fiscales en los contratos

La propuesta considera a los transexuales y transgénero como personas en riesgo de exclusión social, por eso prevé la creación de un Plan Integral de Integración e Inserción Laboral en el que se establezcan bonificaciones fiscales, ayudas y subvenciones en todos aquellos contratos laborales que «incluyan o puedan incluir algún tipo de criterio de igualdad de oportunidades».

Creación de fondos bibliográficos obligatorios

Las bibliotecas de poblaciones de más de 20.000 habitantes «deberán» tener de forma obligatoria un fondo bibliográfico de temática LGTBI que promocione y divulgue la diversidad sexual y la identidad de género. Asimismo, adoptarán medidas para evitar que en los espectáculos y en las actividades culturales «se cometan actos de discriminación por razón de orientación sexual, expresión o identidad de género», y se promocionará la visibilidad LGTBI en el espacio público con la colocación de monumentos o la denominación de calles.

Sanciones a clubes deportivos

Aquellos clubes, agrupaciones, federaciones y jugadores que realicen algún tipo de publicidad con contenidos discriminatorios hacia este colectivo serán sancionados. Para evitarlo, se «promoverá un deporte inclusivo, erradicando conductas discriminatorias y violentas hacia las personas LGTBI».

Fuente: La Razón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *