LUZ ENTRE LAS GRIETAS

“Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres” (Jn 8,32)

Ante la trascendencia para la vida cotidiana de los niños, padres y educadores, que supone la aprobación el pasado 21 de octubre por el Consell del Proyecto de Ley Integral del Reconocimiento del Derecho a la Identidad y Expresión de Género de la Comunitat Valenciana, desde la Asociación Católica de Maestros de Valencia, manifestamos lo siguiente:

1. Que como profesionales de la educación y desde la cercanía y el respeto a los niños que educamos y a sus padres, y en el máximo respeto a todas las personas, con independencia de su lugar de nacimiento, credo, sexo, ideología o cualquier otra condición o circunstancia personal o social y, precisamente por ello, mostramos nuestra más firme adhesión a la libertad de educación de los padres de acuerdo a sus convicciones reconocida en nuestra Constitución (art. 27.3, 16.1 y 16.2) y en la legislación internacional que la ampara (Declaración Universal de los Derechos Humanos, art. 18 y 26.3; Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, art. 18 y 27; Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, art. 13.3; Convención de los Derechos del Niño, art. 14; Convenio Europeo de Derechos Humanos, art. 9 y 10; Convención de la UNESCO relativa a la Lucha contra las Discriminaciones en la Esfera de la Enseñanza, art. 5.1.b). En consecuencia, mostramos nuestra preocupación por el modelo ideológico que tal Ley promueve, al considerar que no respeta la libertad de educación de todos padres de acuerdo a sus convicciones, por ser contraria a la antropología reconocida por la mayoría de confesiones con reconocido arraigo en España y con los que el Estado Español ha firmado acuerdos que amparan el ejercicio efectivo del derecho de libertad religiosa, y porque impone como un axioma social un modelo antropológico discutido científicamente.

2. Que, por otra parte, consideramos que todo niño tiene derecho a vivir en un entorno amable, no político, donde sean respetados los valores y principios propios de su comunidad, en el ámbito familiar, educativo, sanitario, cultural, deportivo e incluso del ocio, por lo que vemos con preocupación las medidas sancionadoras a padres, educadores, personal sanitario, y de otros sectores y profesiones que recoge el Proyecto de Ley y que promueve, de hecho, un cambio cultural radical según los postulados de una determinada ideología, conocida como “de género”.

3. Que, en el respeto a las instituciones consultivas establecidas en el marco jurídico, y valorando sus aportaciones desde el Estado social y democrático de Derecho que nuestra Constitución reconoce y ampara, nos preocupa que el Consell haya decidido desoír recomendaciones calificadas como esenciales por el Consell Jurídic Consultiu.

4. Que, del mismo modo, y dada la trascendencia de la Ley para la vida de los ciudadanos, particularmente de los niños, de los padres y de los educadores, hubiéramos valorado el respeto democrático que habría supuesto el consultar a asociaciones de padres y familiares y, en general, de todas las instituciones implicadas en el ámbito educativo, que han sido obviadas.

Por consiguiente, desde la observancia a los derechos fundamentales reconocidos en nuestra Constitución, particularmente la libertad religiosa de la mayoría de ciudadanos de la Comunitat Valenciana y la libertad de educación de todos los padres de acuerdo a sus convicciones, declaramos nuestra oposición a esta norma en ciernes en sus contenidos y en la forma en que se ha tramitado y animamos a los padres, principalmente, como así a los educadores, personal sanitario y de otros ámbitos afectados por esta ley, a que se informen sobre el alcance de esta Ley y manifiesten con libertad su posición sobre el mismo desde el respeto democrático y en defensa de los derechos civiles y políticos que la Constitución reconoce, particularmente de aquellos que no pueden hacerlo por sí mismos pero que se ven afectados de pleno por este cambio sociológico, jurídico y cultural, los niños. De igual modo, solicitamos a la Consellería que reconsidere seriamente esta forma de imposición ideológica, por las razones indicadas.

En Valencia, a veintisiete de octubre de dos mil dieciséis

Junta directiva ACMVAL

NOTICIAS

DOCUMENTOS DE INTERÉS

VÍDEOS

[ultimate_carousel slider_type=”full_width” slide_to_scroll=”single” slides_on_desk=”4″ arrow_color=”#0008ff” arrow_size=”30″ next_icon=”ultsl-arrow-right3″ prev_icon=”ultsl-arrow-left3″ dots_color=”#1000ff”]
[/ultimate_carousel]

DOCUMENTOS