Exhortación apostólica “Gaudete et exsultate”

Desde el Secretariado de Espiritualidad, nos hacen llegar la última Exhortación Apostólica del Papa Francisco, la cual os hacemos partícipes para su lectura y divulgación.
Recibir un cordial saludo,
Delegación Apostolado Seglar
Rvdo. Ángel Méndez

Secretario


Estimado amigo.

Te adjunto el texto de la nueva Exhortación Apostólica del Papa Francisco, Gaudete et exsultate (Alegraos y regocijaos), sobre la llamada a la santidad en el mundo actual,

¿Qué es la santidad? Francisco, siguiendo las Bienaventuranzas, afirma:

Ser pobre en el corazón, esto es santidad

Reaccionar con humilde mansedumbre, esto es santidad

Saber llorar con los demás, esto es santidad

Buscar la justicia con hambre y sed, esto es santidad

Mirar y actuar con misericordia, esto es santidad

Mantener el corazón limpio de todo lo que mancha el amor, esto es santidad

Sembrar paz a nuestro alrededor, esto es santidad

Aceptar cada día el camino del Evangelio aunque nos traiga problemas, esto es santidad.

Cada uno de los 177 puntos en los que se desarrolla el último documento del Papa Francisco rezuma el optimismo y la alegría que para un cristiano supone tomarse en serio la llamada a la santidad. Una vez más, la alegría presente en esta nueva exhortación, la tercera del Papa Francisco, tal como lo estuvo en Evangelii Gaudium y Amoris Laetitia.

¿Qué es una Exhortación Apostólica? Así se denomina a uno de los documentos escrito por un Papa como fruto de su magisterio. Se podría decir que es el tercero en importancia tras las constituciones apostólicas y las encíclicas. Esto no significa que tenga menor rango que los demás, porque la importancia de un documento papal depende de su contenido y no de la forma. Se trata de mensajes de tipo pastoral escritos por el Papa para dar indicaciones concretas sobre una cuestión en particular, en este caso sobre la santidad. La exhortación apostólica establece directrices claras para que los católicos afronten con criterio las nuevas situaciones que plantea el mundo moderno y en ocasiones, aunque no es imprescindible, los papas suelen escribirlas tras haber consultado a los obispos en los sínodos.

Tal como se esperaba está firmada el pasado 19 de marzo, día de San José, jornada en la que el Papa Francisco celebraba el quinto aniversario del comienzo de su Pontificado.

El texto está dividido en 5 capítulos que llevan los siguientes títulos: 

“La llamada a la Santidad”,

“Dos sutiles enemigos de la Santidad”,

“A la luz del Maestro”,

“Algunas notas de la Santidad en el Mundo Actual”,

“Combate, Vigilancia y Discernimiento”.

A lo largo de la Exhortación, el Papa Francisco recoge el testigo de sus predecesores Benedicto XVI y San Juan Pablo II para argumentar la llamada universal a la santidad, en hilo directo con el Concilio Vaticano II. Un tema que aparece en el capítulo V de la Constitución conciliar “Lumen gentium”, en la que el Papa se ha inspirado en diversas ocasiones para distintas catequesis y discursos.

Ya desde el preámbulo, el Papa Francisco nos recuerda que Dios “nos quiere santos y no espera que nos conformemos con una existencia mediocre, aguada, licuada”. Con este escrito, tal como el mismo indica, el Papa no pretende elaborar un tratado sobre la santidad, sino recordarnos lo que significa y supone en nuestra vida esta llamada a la santidad, encarnada en el contexto actual, con sus riesgos, desafíos y oportunidades.

Santa Pascua

Rafael Pla Calatayud

Secretario del Secretariado de Espiritualidad.

Exhortación apostólica Gaudete et exsultate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *